7 tips para distribuir tus muebles de escritorio



Cada vez más personas necesitan una zona de trabajo en casa. Tanto si tienes un piso pequeño como si puedes instalar el despacho en una de las habitaciones, tendrás que tener en cuenta una serie de consejos para crear una zona libre de distracciones para trabajar.



  1. BUSCA LA LUZ. Elige una ubicación con mucha luz natural para el escritorio. Lo ideal es que esté cerca de una ventana, aprovechando toda la claridad que entra a través de ella. Lo más recomendable es que el escritorio esté situado de espaldas a la ventana o dejando que la luz incida de forma lateral, preferiblemente por el lado de la mano que no utilices para escribir.


  1. MUCHO ESPACIO DE TRABAJO. Elige un escritorio grande. Será más cómodo para trabajar y situar la pantalla del ordenador a una distancia adecuada para tu vista y para el resto de tu cuerpo. Los puedes encontrar de diversos estilos decorativos y diferentes materiales. Si tienes un despacho de estilo colonial, selecciona uno de madera; pero si te va más el estilo industrial, elígelo de madera y metal.


  1. ESTANTERÍAS MODULARES. Una oficina sin estanterías es como un salón sin sofá. Son el alma de cualquier despacho que se precie. Hay muchos tipos de estanterías, de entre las que destacan las estanterías modulares. Sus diseños son perfectos para cambiar su ubicación cuando lo necesites, además de lucir unos acabados muy elegantes. Puedes destinar una pared para una estantería corrida. Este tipo de soportes son ideales para colocar todos tus libros y papeles. Además, si la estancia es muy grande, las puedes utilizar como elemento separador entre dos ambientes. ¡Queda fantástico!



  1. ORDEN Y MÁS ORDEN. Ten en cuenta que, al trabajar en casa, puedes recibir una visita en cualquier momento. No dejes que los papeles se amontonen encima de la mesa y trata de mantener el orden.



  1. COMODIDAD SIN RENUNCIAR AL DISEÑO. Gran parte del tiempo lo pasamos sentados delante de un ordenador o de libros en un despacho o en una oficina. Por eso, a la hora de elegir los sillones de despacho es fundamental que sean muebles cómodos. Pero no por ello se tiene que renunciar al diseño. Los sillones de despacho que ha seleccionado Portobello se adaptan a cualquier estilo de decoración: rústico, contemporáneo, colonial… Aunque en apariencia, los sillones de despacho o los sillones giratorios son muebles funcionales y más discretos que otras piezas de mobiliario, condicionan el aspecto definitivo de la habitación y dicen mucho de ti.



  1. NO TE OLVIDES DE LA LUZ ARTIFICIAL. También tienes que tener en cuenta que, en invierno, los días son más cortos y necesitarás una buena lámpara para trabajar a gusto. Elige una que combine con el estilo del resto del despacho, pero siempre situada detrás de la pantalla del ordenador para evitar reflejos.


  1. UN DESPACHO EN EL SALÓN. A veces, nuestra casa no dispone de una habitación extra que convertir en oficina. En esos casos, la mejor opción es habilitar un rincón de tu salón como tal. En este caso, es preferible un escritorio de unas dimensiones más pequeñas, como el que se muestra en la imagen, y con el que tendrás espacio suficiente para trabajar.


¿Te has gustado nuestras propuestas para distribuir un despacho en casa? Si tienes algún consejo más, no dudes en compartirlo con nosotros.


Entradas populares de este blog

La casa de Sara Carbonero e Iker Casillas en Oporto

3 errores que podemos cometer todos en casa

Una casa pequeña y en tonos beiges